Prospectos?

Escribe: Florencia Deschle, Estudiante de Medicina, Universidad de Buenos Aires.
e-mail: florenciadeschle@gmail.com


Estimado Dr. Politi:

        Luego de días de intensa búsqueda tras prospectos de medicamentos de venta libre, y sin demasiado éxito, lo que sí obtuve fueron varias sorpresas. Hablando con gente conocida (fuera del ámbito de la Facultad o la Medicina) descubrí que muchas veces NO existe tal prospecto. Sin terminar de entender en quién recae la responsabilidad, los medicamentos de venta libre son vendidos entre Sugus y como estos en cualquier quiosco de Buenos Aires. Analgésicos, antipiréticos, antiinflamatorios y otros, son comercializados libre e individualmente, de modo que cualquier individuo de cualquier edad y condición puede obtener en cualquier momento y con solo unos centavos, un comprimido. El fraccionamiento del blister es algo usual, lo que por supuesto no va acompañado de ningún tipo de prospecto a la hora de la venta. Sé que esto va más allá de los laboratorios y entes regulatorios, quienes probablemente no hagan más (ni menos) que "la vista gorda" sobre este tipo de situaciones. Pero este no es mi objetivo, y para evitar dispersar el foco de atención, voy a limitarme a la misión que Ud. me otorgó, independientemente que el dato me parezca interesante y digno de mención.
        El tema de hoy es ver lo qué sucede con los prospectos de medicamentos de venta libre. Primero citaré algunos ejemplos concretos y elegidos por su popularidad (a mi entender), para luego poder sacar algunas conclusiones.

        IbuEvanol - GlaxoSmithKline. Antiinflamatorio no esteroide. La información dirigida al paciente resulta, a mi modo de ver, escasa e insuficiente. Se jacta además de múltiples usos sin brindar ningún tipo de asesoramiento: ..."por su potente acción analgésica y antiinflamatoria es muchas veces elegido ante dolores de cabeza, musculares, dentales o para disminuir la fiebre, dado que tiene una excelente tolerancia"... No habla de reacciones adversas, contraidicaciones, precauciones ni advertencias. Si siguiendo nuestro espíritu explorador que ansía conocer un poco más, nos dirigimos a la página web de dicho medicamento (www.ibuevanol.com.ar) encontramos en el link "ibuevanol en el consultorio" al parecer dirigido a los profesionales de la salud, e incluso otros sitios de información extra (y probablemente muy útil) para el paciente, pero en ningún momento encontramos datos de prospecto.

        Bayaspirina - Bayer. Aspirina 500 mg. Analgésico, antifebril, antiinflamatorio. Autoproclamandose textualmente "Fármaco Maravilloso", lo que econtramos en este medicamento es un enorme despliegue de marketing y publicidad, que daría la sensación adquirir con él, "la llave del éxito". El prospecto aquí está al menos formulado como tal, aunque subestimando quizás "posibles" efectos adversos: ... "manifestaciones alérgicas (urticaria, picazón), e irritación gástrica."... Impresiona la gran estrategia de marketing que usa Bayer para su comercialización (¿será ético?, ¿juega con la dolencia física del público para su negocio?). Entramos acá en otro debate: publicidad de medicamentos en medios de comunicación masivos, otro problema donde juega la ética y nuestro rol como (futuros) profesionales de la salud.

        Cafiaspirina - Bayer. Aspirina 500 mg, Cafeína 40 mg. Nadie (muchos menos yo) va a poner en duda la trayectoria, seriedad y desarrollo científico de un laboratorio como Bayer. Pero desde ahora y con mucha mayor seguridad estoy en condiciones de afirmar que lo que sí tiene es un excelente departamento de publicidad. Al ingresar a la pag web (www.cafiaspirina.com.ar) nos encontramos con una presentación animada donde otra vez intenta (intuyo con éxito) vender "fama y éxito" cual publicidad de cigarrillos, autos o whisky... (¿¿¿ética en medicina?????) El sitio nos ofrece en primera plana guía de salidas, moda, fiestas y ciudades, al parecer y a modo de mensaje subliminal (aunque bastante explícito), todas actividades relacionadas con el consumo del producto. En un costado poco visible podemos ingresar al prospecto, donde se brinda información en lenguaje accesible sobre aspirina y cafeína, dando como forma de admistración ... "1 a 2 comprimidos cada 4 - 6 hs. Si en necesario, hasta un máximo de 8 comprimidos en 24 hs. No uses el producto por más de 10 días seguidos para el dolor"... Haciendo una rápida suma matemática podemos darnos cuenta que estaríamos hablando de 4 g de ac. acetilsalicílico y 320 mg de cafeína diarios durante 10 días... pero luego de leer todos los beneficios que otorga, quién podría para de consumirla?!

        Hepatalgina - ALTANA PHARMA. Comprimidos recubiertos. Extracto seco de Alcachofa 200 mg, Daucus carota 100 mg, Boldina 2 mg, Acidos dehidrocólico 20 mg y desoxicólico 10 mg. El prospecto nos da una escueta idea de las acciones terapéuticas e indicaciones clínicas, sin profundizar demasiado y recomendando ..."en caso de ingerir este medicamento para aliviar molestias digestivas y que las mismas persistan o empeoren, consultar a su médico inmediatamente, especialmente si se trata de dolor. No aguardar más de 5 días si consulta médica"... Nos encontramos frente al frecuente interrogante, ¿qué significa "inmediatamente" para el paciente? ¿5 días? ¿no es ese tiempo suficiente para graves consecuencias?.

        Podría citar múltiples ejemplos, pero creo todos siguen modelos similares. Hablan someramente de las contraindicaciones y efectos colaterales, al parecer sin responsabilizarse demasiado... ¿quién o quienes son entonces los responsables?.

        Analizando qué significa "prospecto" para poder así inferir su objetivo y destinatarios, encontramos diferentes definiciones. Descubrir su origen y significado latino también puede darnos una idea. El prefijo "Pro" funciona en latín como preposición de ablativo con el significado de "ante", spec - spic, significa mirar. Prospectus, de prospicere, mirar, examinar. Según la Real Academia Española, prospecto es el papel o folleto que acompaña a ciertos productos, especialmente los farmacéuticos, en el que se explica su composición, utilidad, modo de empleo, etc., destinado al público. Otra posible interpretación de la palabra prospecto, sería la de algo que hay que examinar "antes de" usarlo. Aparece la pregunta: ¿mirar antes de recetar, o antes de usar?, ¿qué es lo que está a nuestro alcance como (otra vez, futuros) profesionales de la salud? Teniendo en cuenta que los analgésicos constituyen la segunda causa de intoxicaciones en seres humanos (Litovitz y col., 1999, Goodman y Gilman décima edición) y la primera causa de muerte respecto a consumo de sustancias químicas (misma fuente), nos encontramos frente a un problema de gran impacto social, pero muy, muy difícil respuesta.


        Espero sus críticas y comentarios.


        Un saludo, Florencia Deschle.