Publicidad de Medicamentos

Escribe: Florencia Cabañuz, Estudiante de Medicina, Universidad de Buenos Aires.
e-mail: fcabanuz@yahoo.com.ar


        Basta con mirar cualquier programa de televisión, hojear un diario o revista, caminar por la calle para ser invadido por publicidades de medicamentos; vendiendo soluciones mágicas para gran parte de nuestros problemas.
        Las publicidades apuntan a ampliar el mercado de posibles consumidores y no para ayudar a los enfermos. Si bien solo puede publicitarse medicamentos de venta libre -aquellos medicamentos destinados a aliviar dolencias que no exigen en la practica una intervención a médica y que, además, su uso, en la forma, condiciones previstas no extraña, por su amplio margen de seguridad, peligros para el consumidor-. (1)
        Algunos medicamentos de venta libre, tal como la aspirina, vienen en un envase que no incluye prospecto. Entonces, ¿como el consumidor va a informarse de las debidas formas de uso, almacenamiento, interacciones medicamentosas, toxicidad? Eso no lo informa la publicidad.
        Pero lo que si hace, es cubrirse legalmente con la frase "lea atentamente el prospecto y ante la menor duda consulte a su médico y/o farmacéutico"(1), en la Ley 16.463 indica que dicha frase debe ser de fácil lectura; pero, ¿lo es realmente?
        La masiva propaganda lleva que las personas tome cualquier medicamento sin siquiera consultar por un diagnostico especifico y desconociendo si lo que esta consumiendo es el producto exacto para su problema de salud.(2)
        Creo que no debería existir la publicidad de medicamentos. Sí debería haber información - dirigida a los profesionales de la salud - sobre los medicamentos que se encuentran en el mercado, para que los pacientes fuesen informados a través del médico y del farmacéutico (según sus competencias). Para que luego de la evaluación médica, el paciente fuese informado sobre el tratamiento que necesita.


Buenos Aires, setiembre de 2005



  1. Ley 16.463 de Ministerio de Asistencia Social y Salud Pública.
  2. "La Argentina, un verdadero reino de la automedicación" Diario Clarín 08-11-2004 www.clarin.com/diario/2004/11/08/sociedad/s-02701.htm