Conocimiento, actitudes y práctica del test de Papanicolaou para la prevención del cáncer de cuello uterino en mujeres de Argentina

Gamarra, Carmen y col.
Rev. Saúde Pública 2005; 39 (2)
Escuela de Enfermería Anna Nery. Universidad de Río de Janeiro. Brasil
e-mail: carmengamarrabr@yahoo.com.br
Revista de Saúde Pública - Formato electrónico: http://hygeia.fsp.usp.br/rsp/

Resumen

        El presente estudio se basa en entrevistas realizadas a 200 mujeres en la localidad de Puerto Leoni, Misiones, en el Noreste de la Argentina.
        El conocimiento y práctica del test de Papanicolaou (Pap) fue correcto en 49,5% y 30%, respectivamente. La actitud respecto del test fue considerada adecuada en 80% de las mujeres entrevistadas. Llamativamente, las mujeres manifestaron que la falta de realización del test se vinculó con la falta de una indicación en tal sentido por parte del profesional de la salud.
        Estos resultados sugieren una estrategia doble, de motivación e información, tanto sobre la población como sobre los profesionales de la salud.


Comentarios

        Dada la relevancia sanitaria del cáncer de cuello de útero (primera causa de muerte por cáncer en la mujer en diversas provincias argentinas; enfermedad casi absolutamente curable si se la detecta en etapa temprana mediante citología por la técnica de Pap, o prevenible si se detecta una atipia severa y se actúa en consecuencia) resulta de interés conocer las actitudes de la población respecto del test, así como su práctica.

        La Argentina desarrolló programas (con diverso grado de organización, implementación, recursos y eficiencia) con el objetivo declarado de ampliar la accesibilidad del Pap. Sin embargo, pese a esos esfuerzos (o precisamente debido a que los esfuerzos tomaron la dirección que los responsables políticos eligieron darle), la mortalidad por cáncer de cuello no se redujo en la Argentina. Las provincias pobres exhiben una incidencia y mortalidad entre 3 y 5 veces superiores que el promedio nacional, y muy superior a la del distrito más rico en ingreso per cápita, la Capital Federal (Ciudad de Buenos Aires). Formosa y Misiones son dos de las provincias argentinas con las peores estadísticas respecto de cáncer de cuello uterino, y al mismo tiempo, dos de las provincias más pobres (no necesariamente así sus políticos y empresarios).

        La evaluación de campo realizada en Puerto Leoni, una localidad de 2.300 habitantes, en base a un registro electoral, buscó obtener una muestra representativa de mujeres. Si bien más del 92% de las mujeres reportó "haber oído hablar del test", sólo 49% fueron consideradas como poseedoras de apropiado conocimiento sobre el mismo. El conocimiento puede ser insuficiente si no se traduce en acciones: sólo 30.5% reportó haber realizado el test en los tres años previos a la encuesta. Fue llamativo que las mujeres señalaran que los médicos no les insistían en la importancia de realizarlo.

        Hay pocos tests tan eficaces y costo-efectivos en la prevención del cáncer y de la muerte por cáncer como el Pap. Si este simple test no se difunde apropiadamente, vanas son las esperanzas de modificar la mortalidad por cáncer de cuello uterino, que mata no menos de 2.000 argentinas por año (el cáncer de mama mata unas 5.000 anualmente).

        Estos resultados muestran una baja tasa de uso del test (recordemos que en La Rioja, el actual ministro de salud - un contador - consideró "un éxito" que unas 130.000 mujeres hubiesen realizado solamente 7.000 Paps en un año. Este tipo de estudios permite albergar un razonable escepticismo sobre la difusión, accesibilidad e impacto de medidas baratas, costo-efectivas, si se continúa aplicando las políticas insuficientes actualmente en vigencia.

        Se agradece a la Lic. Carmen Gamarra el envío del trabajo original completo.


Buenos Aires, agosto de 2005.